DEVOCIONAL: Él está a tu lado

DEVOCIONAL: Él está a tu lado

“Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo.” (Josué 3:7).

Moisés había muerto, el pueblo de Israel aún se encontraba en el desierto rumbo a la tierra prometida. Hacía falta un nuevo líder capaz de guiar al pueblo hacia la tierra de bendición. Pero Dios ya había estado preparando por muchos años al sucesor de Moisés para que cuando fuera el tiempo pudiera continuar la misión.

Durante este tiempo de preparación, Josué servía a Moisés y aprendía directamente de él, por ejemplo sabía de su búsqueda y respeto por la presencia de Dios, de sus frustraciones con la idolatría del pueblo, todas las enseñanzas la recibía de manera directa.

Es importante destacar que Dios no clona líderes, no hace réplicas de ellos, sino que los forma y los desarrolla de manera individual.

¿Pero que tenía Josué que lo hacía tan especial para que Dios le hubiese encargado continuar la misión de Moisés? Pueden identificarse varias características, quizás la primera y mas importante fue la humildad; él seguía, servía y obedecía a Moisés, no hay constancia bíblica de alguna señal de rebeldía o de una mala actitud en contra de su líder.

También Josué tenía el coraje necesario para liderar, las diferentes batallas que había librado daban muestras de su valentía y destreza militar.

Josué era además un sabio administrador de lo que Dios le había dado, no tenía apego a las riquezas ni al poder ya que en ningún momento permitió que su prestigio ganado en las batallas sirvieran para tomar ventaja personal, por lo cual sólo aceptó tomar la parte de la tierra que le correspondía cuando todos los demás ya lo hubieran hecho. (Josué 19:49).

Josué además estaba firme en su compromiso con Dios, por eso pudo exhortar con autoridad al pueblo para que tomara una decisión si servir a Jehová o a los dioses de sus antepasados. (Josué 24:15).

Durante este tiempo de preparación, Josué servía a Moisés y aprendía directamente de él, por ejemplo sabía de su búsqueda y respeto por la presencia de Dios, de sus frustraciones con la idolatría del pueblo, todas las enseñanzas la recibía de manera directa.

Es importante destacar que Dios no clona líderes, no hace réplicas de ellos, sino que los forma y los desarrolla de manera individual.

¿Pero que tenía Josué que lo hacía tan especial para que Dios le hubiese encargado continuar la misión de Moisés? Pueden identificarse varias características, quizás la primera y mas importante fue la humildad; él seguía, servía y obedecía a Moisés, no hay constancia bíblica de alguna señal de rebeldía o de una mala actitud en contra de su líder.

También Josué tenía el coraje necesario para liderar, las diferentes batallas que había librado daban muestras de su valentía y destreza militar.

Josué era además un sabio administrador de lo que Dios le había dado, no tenía apego a las riquezas ni al poder ya que en ningún momento permitió que su prestigio ganado en las batallas sirvieran para tomar ventaja personal, por lo cual sólo aceptó tomar la parte de la tierra que le correspondía cuando todos los demás ya lo hubieran hecho. (Josué 19:49).

Josué además estaba firme en su compromiso con Dios, por eso pudo exhortar con autoridad al pueblo para que tomara una decisión si servir a Jehová o a los dioses de sus antepasados. (Josué 24:15).

FUENTE: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Escúchanos OnLine Stereo HD!

Escúchanos en TuneIn.com

Chat Online

Este chat está siendo monitorizado. Por seguridad el número IP de computador quedará guardado en nuestros registros. Agradecemos haga buen uso de este Sistema de Chat.

Dale Clic a “Me Gusta”