Cómo deben vestir los que ministran la alabanza en la iglesia Parte 1

Cómo deben vestir los que ministran la alabanza en la iglesia Parte 1

Debo admitir que es un tema difícil de tocar y probablemente controversial. Hasta podría decir que es un tema tabú. La mayoría de equipos tienen un código de vestimenta, un reglamento que exige ser cumplido. Probablemente te preguntas en qué se basan para fomentar dicho código. La mayoría de personas que entran a un equipo de alabanza cumplen con lo que se les pide, otros tienen dificultad pues no se les explica clara y detalladamente el código de vestimenta, esto provoca molestias, malos entendidos o hasta terminan yéndose del equipo.

Como líderes del equipo tenemos la responsabilidad de explicar bien las responsabilidades de cada miembro, que cada quien entienda su rol, desde que se sube a la plataforma hasta que se baja, el impacto que producen en las personas.

Es necesario que el equipo entienda el reglamento y darles la oportunidad de despejar dudas.

Quiero aclarar que lo que escribiré aquí es sólo es una opinión, no significa que es la verdad absoluta, sólo una opinión. Escribiré varios temas relacionados, un poco de historia, costumbres y consejos técnicos para combinar colores, mi intensión no es dividir a través de opiniones, sólo quiero opinar e informar. Respeto mucho la opinión de cada lector.

Muy bien, habiendo dicho esto veamos un poco de historia.

Historia antigua

Un estudio del vestuario en los tiempos bíblicos revela que había una evidente similitud entre la ropa de hombres y mujeres. De hecho, ambos sexos llevaban los mismos dos artículos básicos del vestido: una prenda interior (el kethoneth hebreo; en griego chiton) y un vestido exterior (el simlah hebreo; El himation griego). La distinción entre los dos artículos de vestir puede notarse en Mateo 5:40, donde Jesús dijo: ” Y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa”. Jesús está hablando de un acto legal. Se suponía que el demandante exigía sólo la chaqueta (el chiton), es decir, la prenda interior menos cara. Sin embargo, Jesús aconseja al demandado que le permita tener incluso la capa (el himation) que era el vestido exterior más costoso. La prenda interior era una túnica larga o chaqueta llevada por ambos sexos en tiempos de la Biblia. Éste era el vestido esencial que los hombres y las mujeres llevaban todos los días. El vestido exterior era una túnica o más normalmente un manto, similar a un mantón moderno que se envolvía alrededor del cuerpo. (1)

Historia moderna

Escuché una enseñanza del conferencista Junior Zapata donde él habla un poco de la historia del por qué nos vestimos tan formal cuando vamos al servicio, me parece muy interesante por lo que decidí compartirlo con ustedes.

Por mucho tiempo la iglesia como organización que conocemos hoy, era de los países industrializados como Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, Suiza, Alemania entre otros. Las personas que acudían a la iglesia eran personas de la clase alta. En ese entonces la gente de clase alta siempre se vestía bien; si tú llegabas a la casa de ellos sin previo aviso, antes de abrir la puerta ellos se vestían muy formal por respeto a ti y después te atendían. Cualquier cosa pública donde ellos asistieran lo hacían siempre vistiendo bien. Esa era su manera de ser, su costumbre.

La clase media que empezó a conocer a Cristo, cuando iban a la iglesia, al ver la manera cómo se vestían los de la clase alta, empezaron a imitar esa manera de vestir y fue la clase media la que sirvió de misionera en África y Latinoamérica, influyendo en la manera de vestir de esos lugares. De ahí viene la mentalidad de usar saco y corbata. (2)

Costumbres

He aquí el detalle. Lo que es bueno en un lugar es malo en otro. Tendemos a juzgar a los demás sin tener pleno conocimiento de las costumbres de otros pueblos. Pongamos un ejemplo, la mujer y el pantalón.

En los países asiáticos el pantalón es una vestimenta que ha correspondido por muchos siglos también a la mujer. Si consideramos que solamente China tiene más de 1330 millones de habitantes, podemos ver cuán pretencioso es dictar reglas generales de esa naturaleza basadas en nuestra propia ignorancia y cultura.

En las islas del Pacífico los hombres usan faldas, y en alguno de esos lugares las autoridades oficiales visten una falda y arriba usan una chaqueta al estilo occidental, hasta con corbata.

En Fiji los hombres visten una falda que llaman “sulu”. En Indonesia hombres y mujeres visten el “sarong” que es una tela larga que cuelgan como falda. En la Polinesia existen distintos vestuarios: Pareo, Lava-lava, etc. En Hawai’i el “kikepa”. En Malasia el “Kain”. En Japón el famoso “Kimono”. Los escoceses el “kilt”, y así podría seguir enumerando diversas vestimentas según sus costumbres y tradiciones.

Incluso en occidente desde hace muchos años, nadie podría sin faltar a la verdad, afirmar que el pantalón es una vestimenta exclusiva del varón. Las modas en este lado del mundo cambian con mucha rapidez, y el uso del pantalón en la vestimenta femenina ha sido aceptado socialmente desde el siglo pasado como prenda también de la mujer.

Considero que cuando el Señor nos permite conocer diversas culturas, no solamente enriquecemos nuestra propia cultura general, sino que además nos hace cuestionar cosas que hemos aceptado como dogmas inamovibles, pero que luego entendemos que no son más que tradiciones de hombres y no corresponden a las ordenanzas de Dios. (3)

Continuará…

FUENTE: Director de Alanbanza

Escúchanos OnLine Stereo HD!

Escúchanos en TuneIn.com

Chat Online

Este chat está siendo monitorizado. Por seguridad el número IP de computador quedará guardado en nuestros registros. Agradecemos haga buen uso de este Sistema de Chat.

Dale Clic a “Me Gusta”